domingo, 9 de junio de 2013

Carta a mis hijos

       Me encanta mi hijo de siete años cuando confía en él y se atreve a ir por el pan, hacer el desayuno, ordenar su ropa.     
       Me encanta cuando recoge porque le sale.
       Me encanta cómo se relaciona con sus amigos. Me gusta su clase, llena de niños buenos, diferentes, creativos, alegres. Me encanta como se ayudan unos a otros.
       Me encanta cuando juega con su hermano.
       Me encanta cuando se enfadan y ellos mismos solucionan el problema. Me apena que se hagan daño, pero es parte del crecimiento.
       Me encanta su responsabilidad con sus cosas y sus deberes.
       Me encanta todo él, su inocencia, su curiosidad, su admiración por los águilas, la naturaleza, su ilusión.
      TE QUIERO G.


      Me encanta mi hijo de cinco años. 
      Me encanta su generosidad, su bondad.
      Me encanta su atrevimiento, su rebeldía, su capacidad de ser él.
      Me encanta su energía, su alegría, su manera de ver las cosas.
      Me encanta su iniciativa.
      Me asombra su empatía.
      Me encanta su naturaleza inquieta.. que me enseña y pone a prueba.
      Me encanta lo que os aportáis el uno al otro.
      TE QUIERO A.


      Me encanta cuando estamos contentos, cuando estamos tristes, cuando nos enfadamos. Esto nos da la oportunidad de comprendernos y unirnos más.
      Os amo por lo que sois. Me encantaría que crecierais siguiendo vuestro corazón. De cualquier forma os amaría igual, os equivocarais o no.

Pd.: a mis hijos les encanta la canción de "dale a la vida" de BONGO BOTRAKO




4 comentarios:

Gala Hoogstraten dijo...

Llegué hasta aquí con curiosidad y ahora estoy con una sonrisa, leyendo algunas de tus cartas, repletas de sentimiento, de esencia, de vida, de corazón, de poder interno...Me encanta haberte encontrado, me da la sensación que formamos parte de la misma tribu...Seguiré compartiendo contigo y visitándote :)))
Un abrazo,
Gala

Rescatadora de momentos dijo...

Conocí a Marieta por casualidad y casualmente mirando su fantástico blog te ví y te elegí, y no me confundí, luego tu seguiste tu instinto y también me elegiste. Que bueno que viniste!!!
Elegimos constantemente para bien o para mal, y tu y yo somos de las que elegimos con el corazón.
Eres el primer comentario fuera de mi entorno. Muchísimas gracias.

Marieta dijo...

los niños... los hijos
tanto nos enseñan, nos dan...
tus palabras me llenan de alegría porque todo en la vida es un aprendizaje, un continuo entender... y en la mente de los niños todo es tan fácil, tan natural...
no deberíamos perder nunca esa mirada, esa forma de ver la Vida...
un beso amiga... me encanta la niña que tienes dentro...

rescatadora de momentos dijo...

Hola Marieta...como me agrada verte por aquí..claro que sí, los niños..tu tienes dos preciosidades que te ayudaran a recuperar esa mirada cuando la sientas perdida...sólo observa. .
En el mundo siempre hay un niño que nos recuerda quienes fuimos y cuestionar algunas cosas..

Un abrazo corazón

Publicar un comentario